22.3 C
Barcelona
martes, julio 23, 2024

banner suscripcion newsletter

Cara y cruz en los convenios colectivos de la logística en Toledo y Guadalajara

Los conflictos abiertos en los convenios colectivos de logística y transporte en Castilla y La Mancha evolucionan de muy distinta manera. En Toledo, UGT ha desconvocado finalmente la huelga anunciada a la espera del pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) sobre la medida cautelar solicitada por la patronal UNO.

Desde el sindicato aseguran que “nuestro deber de responsabilidad para con los trabajadores/as nos obliga a desconvocar la huelga y evitar así posibles sanciones, despidos y perjuicios”. FeSMC UGT añade que ello no supone renunciar a una nueva convocatoria de huelga «ni a seguir defendiendo los intereses de los trabajadores del sector”.

En cambio, en la vecina Guadalajara la huelga iniciada el pasado miércoles se ha desconvocado después del acuerdo alcanzado entre sindicatos y patronales involucradas en el convenio colectivo del sector para el periodo 2023-2025. El pacto in extremis se cerraba a última hora del jueves, tras 14 horas de negociación.

En un comunicado emitido el mismo viernes, el sindicato convocante de los paros en Toledo (CCOO se ha desmarcado al dar por buenas las propuestas de la parte empresarial) lamenta la actitud “intransigente” de la patronal, “que se ha negado en rotundo a que los trabajadores/as de Toledo tengan los mismos derechos que los de las mismas empresas de Guadalajara”.

Por su parte, UNO ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que suspenda la convocatoria de huelga, “una táctica que da cuenta del tipo de patronal que tenemos”.

El sindicato exige la equiparación salarial con Guadalajara, “porque son las mismas empresas, la misma actividad y la misma comunidad autónoma”. Además, exigen una reducción de la jornada laboral, en un día por año hasta 2026; y “microdescansos” para mantener la salud, mejorar el plus de carretillero, avanzar en medidas de conciliación y eliminar la categoría de iniciación.

“Es totalmente injusto que un trabajador de logística de la provincia de Toledo gane 4.500 euros menos al año que otro de Guadalajara”, subraya la central sindical.

Noticias relacionadas

Últimas Noticias