24.1 C
Barcelona
domingo, mayo 29, 2022
Suscríbete a la revista Port Digital

Valenciaport prevé una crisis global de suministros por el colapso de Shanghái

La paralización del puerto de Shanghái por las drásticas medidas adoptadas ante la pandemia en China se nota ya a nivel global. Portacontenedores de todo el mundo están parados a la espera de cargar o descargar, y en breve los efectos “podrían comenzar a ser dramáticos”. El enclave chino es el más importante del mundo, con 47 millones de contenedores movidos en 2021, y actualmente opera solo al 25% de capacidad.

El presidente de la Autoridad Portuaria de València, Aurelio Martínez, ha asegurado este miércoles que en tres semanas podría haber problemas de abastecimiento. “Es pronto, todavía no podemos saber los efectos resales, pero seguro que se van a producir. Shanghái es la industria por excelencia de China y muchos de los componentes importantes se producen allí. Si sigue cerrado habrá problemas”, ha señalado Martínez en el seminario de presentación del Valencian Containerised Freight Index (VCFI)

Esto viene a incidir directamente en la subida de costos del transporte. Algo que ya advierte un reciente estudio de la propia APV, según el cual los costos del transporte de contenedores para la exportación se han triplicado el 2021. 

En este sentido, el analista de coyuntura del IEI Vicente Pallardó ha analizado el entorno económico internacional destacando “la intensa y rápida recuperación de la economía tras la pandemia, en unos países más que en otros, y con el común denominador de una elevada deuda pública y privada”.

Pallardó ha señalado que uno de los temas clave va a ser el decoupling (desacoplamiento de los mercados) entre las economías de países democráticos y los que no lo son con el fin de protegerse con estrategias de desglobalización. “La globalización ha venido para quedarse, eso genera ciertos cambios y progresivamente se va a buscar reducir la dependencia de los sectores estratégicos y, además reducir la concentración de proveedores y diversificar su procedencia para bajar el riesgo”, sostiene.

Ajuste de los fletes

Tras las subidas interrumpidas de los últimos tiempos, los precios de los fletes se irán ajustando este año para llegar a una normalización en 2023, aunque “nunca volverán a ser como los valores de hace unos años”. El VCFI ha pasado de 1.101 puntos en diciembre de 2019 a 4.428 en marzo de este año.

“Nos encontramos en un contexto de extrema volatilidad donde en pocas semanas el escenario cambia. Desde 2021 hemos tenido el covid, el colapso de Suez, la falta de materias primas, la subida de los precios energéticos, las congestiones en puertos chinos o norteamericanos, temporales, el paro del transporte o la guerra de Ucrania. Todo esto ha tenido un importante impacto en el sector logístico y el crecimiento de los fletes, especialmente a partir de la segunda mitad de 2020”, ha explicado Martínez. Además, ha destacado la necesidad de buscar nuevos espacios, mejorar la gestión interna de las terminales y reducir los tiempos de espera de los contenedores en los patios.

Theo Nottebo, profesor de la Universidad de Amberes ha subrayado que las perspectivas de crecimiento se ven todavía atenuadas para este año por la incertidumbre global.

Finalmente, la directora de inteligencia de mercado de la Fundación Valenciaport, Amparo Mestre, ha constado la tendencia con fuertes subidas del VCFI entre marzo y julio pasados por la alta demanda y los problemas de congestión. En el segundo semestre y en el primer trimestre de 2022, el crecimiento se ha moderado.

Noticias relacionadas

port bcn
SIL 2022
tech4fleet
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias