32.5 C
Barcelona
domingo, mayo 22, 2022
Suscríbete a la revista Port Digital

Port de Tarragona se prepara para retomar la actividad crucerística

Después de que el Gobierno haya decidido reabrir los puertos españoles a los cruceros internacionales a partir de este lunes, el puerto de Tarragona ultima los preparativos para recibir a los primeros después de 15 meses. Con este fin, la autoridad portuaria se mantiene en permanente contacto con las navieras que tenían escalas reservadas. En principio, las primeras llegadas no se esperan hasta finales de junio o principios de julio.

“Ahora los cruceros están en zonas de fondeo y las tripulaciones en los países de origen”, asegura el presidente de la APT, Josep Maria Cruset. “Las navieras tienen que moverlos hasta el espacio geográfico donde operan y hacer una llamada a la totalidad de las tripulaciones y eso requiere algo de tiempo”, añade. Según Cruset, “ahora depende todo del mercado y de la demanda que tengan las diferentes compañías”.

Otro punto a tener en cuenta es que las navieras arrancarán de manera progresiva y abrirán itinerarios con ciertas escalas, probablemente en las ciudades más características, como Barcelona o Venecia. A medida que se consolide el mercado, podrán llegar al resto, como es el caso de Tarragona. Las propias compañías están condicionadas por la demanda y por ello resulta difícil hacer pronósticos.

“Lo que llegue en 2021 será bienvenido pero si se ralentiza el proceso y tenemos que esperar a la próxima temporada, no será ningún problema”, señala Cruset. 

El muelle de Balears, en julio

Mientras tanto, el enclave tarraconense avanza en la construcción del muelle de Balears, presupuestado en 27 millones de euros, que albergará la futura terminal de cruceros. Las obras, que se iniciaron en abril de 2020, están ya en su última fase, la instalación de la viga cantil, de 5,40 metros de ancho y 1,70 de grosor que seguirá toda la longitud del muelle exterior y el interior.

A continuación, solo hará falta pavimentar y nivelar el muelle, lo que significa que podría estar acabado en el próximo mes de julio. La previsión es licitar este mismo año el edificio de la nueva terminal, que tendrá que construirse durante el primer semestre de 2022.

Actualmente, el recinto recibe cruceros pequeños y medianos. Con esta infraestructura, cambiará de forma substancial el espacio del dique de Llevant destinado al atraque de cruceros, ya que tendrá una superficie de cuatro hectáreas y 460 metros de largo.

Con una línea de atraque total de 700 metros, en 240 metros se podrá atracar en ambos lados y se añade la zona del dique de Levante. El número de cruceros que podrán atracar simultáneamente se podrá duplicar, además de acoger los buques más grandes del mundo.

Noticias relacionadas

port bcn
sil 2022 march
tech4fleet
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias