23.3 C
Barcelona
sábado, octubre 1, 2022
spot_img

Port Tarragona ultima las obras de la primera fase de la terminal de Guadalajara

La futura terminal de Port de Tarragona en Marchamalo (Guadalajara) ultima las obras de la primera fase de obras tras casi 11 meses de trabajos. Las obras han comenzado por el desbroce de 157.000 metros cuadrados de terreno. Después se han ejecutado las excavaciones para nivelar las diferentes zonas de explanada, donde se alzará la plataforma y las vías de carga/descarga. En las excavaciones se han movido 166.000 metros cúbicos de tierra.

La parte final de esta fase constructiva ha consistido en la colocación de un terraplén de altura variable, una explanada de 75 centímetros de espesor con suelos seleccionados y una base de 25 centímetros de grosor para el futuro pavimento, ejecutada con zahorra artificial.

Actualmente, la empresa constructora se encuentra terminando de compactar las 12 hectáreas de explanada, los 900 metros lineales de cierre perimetral, la plataforma con muro de hormigón y con red metálica en la zona paralela a las vías de Adif, y la colocación de 600 metros de colectores por la recogida de aguas.

Para evitar los tiempos muertos entre fases constructivas, Port Tarragona ultima ya la redacción del proyecto de la segunda fase. Este consistirá en la urbanización de la terminal, se instalará el alumbrado y se realizarán las conexiones ferroviarias, tanto internas como externas con los dos puntos de conexión de la red de Adif, uno dirección Zaragoza y el otro dirección Madrid.

Los plazos previstos con los que trabaja la autoridad portuaria para la segunda fase es de 12 meses desde su inicio, que se espera sea antes de finalizar el año, tras la correspondiente licitación.

Proyecto estratégico

Para la Autoridad Portuaria de Tarragona, el proyecto supone una “gran oportunidad” de crecer en intermodalidad con una terminal multipropósito y multicliente, en el centro peninsular, que la conectará a los principales puertos marítimos de España.

Además, la conexión con la Terminal Intermodal de la Boella permitirá ofrecer la plataforma tarraconense como nodo de cambio de ancho cuando se conecte al ancho UIC del corredor mediterráneo. Esta circunstancia hará posible el incremento de los tráficos ferroviarios intermodales (marítimos y terrestres) con su hinterland y expandir el puerto hacia Madrid y la zona centro de la península.

La plataforma contará con cinco vías y será capaz de operar trenes de 750 metros, convirtiéndose en nodo de referencia de las cadenas logísticas en el corredor del Henares.

Noticias relacionadas

Síguenos en las redes

364SeguidoresSeguir
- Publicidad -spot_img

Ultimas Noticias