29.6 C
Barcelona
lunes, agosto 15, 2022
banner superior optimizado

Los usuarios de la AP-7 y la AP-2 ahorrarán 500 millones en peajes

El próximo mes de agosto quedará liberado el tramo de peaje de la autopista AP-7 entre La Jonquera y Tarragona, y la AP-2 entre Zaragoza y El Vendrell, tras más de medio siglo de concesión y casi 20 años de prórrogas. Así lo ha confirmado este jueves el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que ha ratificado el compromiso del Gobierno de no prorrogar las concesiones de peaje en las autopistas.

De esta manera, los usuarios de estos 474 kilómetros de vía, casi el 80% en territorio catalán y que suponen más de 13 millones de vehículos al año, dejarán de pagar unos 500 millones de euros al año por su uso. Con ello, se reducirán en un 40% los kilómetros de Red de Carreteras del Estado con pago directo por el usuario.

En la visita al túnel de Lilla, en Tarragona, Ábalos ha asegurado que el esfuerzo inversor del ministerio con las infraestructuras y la movilidad en Catalunya es “incuestionable, como demuestran los presupuestos de este año para la comunidad, los más altos de la última década, con 2.400 millones de inversión, la mayor de toda España”. Según el Mitma, el año pasado invirtió en Catalunya algo más de 800 millones.

Nuevo modelo de inversión público-privada

Por otro lado, el ministerio de Transportes ha puesto en marcha un nuevo modelo de inversión público-privada en carreteras, cuyo objetivo es abordar las actuaciones que la red de carreteras del estado necesita en conservación y mejora de la infraestructura. Un modelo que se estrena en la autovía del Mediterráneo, mediante una concesión para la ejecución, conservación y explotación del tramo entre Crevillente y Murcia.

El primer paso es someter a información pública el estudio de viabilidad. Después, se procederá a licitar la concesión de este tramo de la A-7, un trazado de 40 kilómetros en el que se intentará acabar con los actuales cuellos de botella.

El objetivo es, según Transportes, mejorar la capacidad, funcionalidad, seguridad y servicio de la red; reducir las emisiones y el ruido; completar los corredores multimodales de la red transeuropea; garantizar la conservación y la seguridad vial; y la digitalización de la red viaria mediante la implantación de sistemas inteligentes de transporte, aparcamientos seguros y puntos de recarga para vehículos eléctricos y combustibles alternativos.

Cale del túnel de Lilla

Ábalos ha asistido al cale del túnel de Lilla en el tramo Valls-Montblanc de la autovía A-27, obras reactivadas en febrero de 2019, y que cuentan con un presupuesto de 143 millones de euros. La autovía A-27 conectará el interior de Catalunya y el nordeste peninsular con el mar, desde una perspectiva multimodal, mejorando el transporte por carretera desde y hacia el puerto de Tarragona y la Petroquímica.

El elemento más singular es el túnel de Lilla, formado por dos tubos gemelos de casi 1.500 metros de longitud, uno por calzada de la autovía, intercomunicados por seis galerías de evacuación (cinco peatonales y uno para vehículos de emergencia).

El túnel estará altamente digitalizado y contará con un centro de control desde donde se supervisarán todos los parámetros y se hará un seguimiento de la vialidad.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias