6.2 C
Barcelona
martes, enero 31, 2023
banner superior optimizado

Los nuevos peajes de Bizkaia supondrán un sobrecoste de 600 euros por camión

A partir del próximo uno de enero se ponen en marcha los peajes a camiones de Bizkaia, que tendrá un impacto de entre 500 y 600 euros mensuales en la estructura de costes de empresas y autónomos transportistas. Las organizaciones más representativas del sector en la provincia, Asetrabi, Hiru, Asotrava y TransportBilbao, rechazan el nuevo canon y piden a la Diputación Foral que reconsidere la medida por el “papel estratégico” que juega el transporte por carretera en el abastecimiento a la población y a la industria.

“Nuestras organizaciones comparten la valoración de que, además de ser una medida recaudatoria dirigida a cubrir el déficit de las cuentas públicas, es discriminatoria porque no afecta a todos los usuarios de las vías”, señalan los afectados.

Además, supone una “merma” en la competitividad del transporte local, “que ve gravemente penalizada su actividad” dado que no afectará al tráfico en tránsito con origen y destino en otras comunidades.

Las transportistas advierten que, en caso de implantarse el peaje tal como está previsto, las empresas y los profesionales autónomos se verán obligados a repercutir el canon en sus facturas, “con los consiguientes efectos adversos” en los costes de toda la cadena logística en el actual escenario inflacionista.

El colectivo ha trasladado en reiteradas ocasiones a los responsables de la Diputación Foral de Bizkaia su “rotunda” negativa a los peajes, “que contribuyen a agravar” la situación de las empresas y los autónomos y se suman a otros graves problemas, como la escalada del precio del combustible.

Como los peajes de Gipuzkoa

Desde Fenadismer recuerdan el “fracasado” intento de la Diputación de Gipuzkoa, cuyos peajes han sido tumbados en cuatro ocasiones por los tribunales, y la intención del Gobierno de Navarra de hacer lo mismo en 2023.

Más de 4.000 camiones utilizan a diario la red viaria vizcaína, y la intención del ente foral es redirigir este tráfico pesado hacia las autopistas de peaje. La Diputación instalará una veintena de arcos de control en diferentes vías provinciales, inicialmente en la BI-625 y la N-240 y, más tarde, en la A-8, la N-636 y la N-637. El peaje se gestionará mediante tecnología free-flow, que calculará el importe en función de la categoría Euro del vehículo, cargándolo directamente en la empresa transportista.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias