11.9 C
Barcelona
lunes, enero 30, 2023
banner superior optimizado

La carga líquida en Port de Barcelona aumenta un 35% por la crisis energética

El tráfico total de mercancías en Port de Barcelona hasta agosto suma 48,7 millones de toneladas, un incremento del 9,9%, con los graneles líquidos como principales sostenes de la actividad comercial. El tráfico de contenedores también sube, aunque menos, un 1,5%, hasta los 2,4 millones de teus.

Según ha informado este lunes la autoridad portuaria, crecen los principales tráficos portuarios, “y en muchos casos, se superan las cifras de 2019 gracias a la recuperación de la economía del hinterland, que muestra su resiliencia ante situaciones de incertidumbre global como la actual”.

El mayor incremento de los tráficos de Port de Barcelona se produce en los graneles líquidos. Durante los ocho primeros meses del año se han alcanzado los 10,4 millones de toneladas, un 35% más, impulsados por el gas natural (61%), la gasolina (143%) y los biocombustibles (46%).

En contenedores, durante los ocho primeros meses del año, los llenos de importación han crecido un 10,8% y los de transbordo, un 8,1%. En cambio, los de exportación caen un 4,5%. Los intercambios con Extremo Oriente y Japón siguen sumando más de un tercio del total de contenedores de Port de Barcelona.

China, principal socio

China sigue siendo el primer socio comercial del recinto catalán, aunque el tráfico de contenedores con este país ha reculado un 3,3% debido al descenso de las exportaciones. Destaca el incremento experimentado por las exportaciones a Japón y Corea del Sur, los países que acogieron las misiones empresariales del puerto de Barcelona en 2019 y 2021, respectivamente.

Dando continuidad al interés de la comunidad portuaria de Barcelona para los países asiáticos, Tailandia acogerá la próxima misión empresarial, a celebrar del 22 al 28 de octubre próximos.

A pesar del buen comportamiento de las potasas (101,6%) y de los cereales y las harinas (46,7%), la carga seca recula un 3,3%, hasta 2,9 millones de toneladas. La causa es el retroceso del tráfico de haba de soja y del cemento y clínker, entre otros.

El short sea shipping, a dos dígitos

Por su parte, el tráfico de short sea shipping de Port de Barcelona crece un 10,3% hasta el mes de agosto. En lo que va de año se han movido 287.984 unidades de transporte intermodal (utis), debido a los “excelentes” resultados que muestran las líneas de cabotaje con las islas Baleares.

Finalmente, el tráfico de pasajeros entre enero y agosto de este año ha sido de 2,5 millones, de los cuales 1,18 millones han viajado en ferris y 1,33 lo ha hecho en crucero. Los pasajeros de línea regular han superado la cifra alcanzada durante el mismo periodo de 2019 (1,12 millones), reflejando la recuperación del sector turístico durante esta temporada, mientras que el cruceristas todavía no se acercan a los datos prepandémicos (2 millones de cruceristas durante el nueve primeros meses del 2019), aunque mantienen un crecimiento continuado desde la reanudación de la actividad, a finales de junio del año pasado.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias