10.3 C
Barcelona
domingo, noviembre 27, 2022
banner superior optimizado

Los drones regresan al Estrecho en julio para controlar las emisiones de buques

El ministerio de Transportes, la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) y la dirección general de la Marina Mercante van a llevar a cabo un nuevo control de emisiones de buques con dron en el Estrecho de Gibraltar. La campaña comenzará este mes de julio y se alargará hasta finales de octubre.

El denominado RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems) de EMSA ha regresado por segunda vez al estrecho con una misión múltiple: por un lado, detectar posibles emisiones de óxidos de azufre por encima de los límites establecidos en el anexo VI del Convenio Marpol. En la actual normativa, el contenido de óxidos de azufre en combustibles utilizados en buques no puede superar el 0,50% en masa. 

Por otro lado, el dron tendrá nuevas tareas. Entre ellas, el apoyo a los servicios de emergencia que realiza Salvamento Marítimo en esta zona sobre prevención y lucha contra la contaminación y el rescate de personas. 

Características del dron

Para el desarrollo del control de emisiones de buques con dron se utiliza el Schiebel Camcopter® S100. El aparato, de 3,2 metros de envergadura, dispone de despegue y aterrizaje vertical, sensores de gas y cámaras de infrarrojos para detectar mejor los gases generados por la combustión y expulsados a través de las chimeneas de los buques.

El dron tiene varias características que lo convierten en una herramienta muy útil para el control de emisiones de azufre y el apoyo a las emergencias de Salvamento Marítimo. Así, es capaz de despegar y aterrizar en un área menor de 25 metros cuadrados, la duración de vuelo supera las seis horas, tiene un rango de operación de más de 100 kilómetros y una altura máxima de vuelo de 3.650 metros.

Gracias a la colaboración del ministerio de Defensa, el dron operará en una posición privilegiada desde la que podrá controlar todo el tráfico de salida del Mediterráneo. Está previsto llevar a cabo una media de 10 inspecciones a buques diarias.

Los servicios de inspección de las capitanías marítimas han llevado a cabo en 2021 un total de 1.523 inspecciones relacionadas con el contenido de azufre de los combustibles marinos utilizados por los buques mercantes. En 332 se realizaron análisis de muestras, por encima de lo exigido por la Comisión Europea.

Procedimiento sancionador

En la campaña realizada en 2021 por el dron de EMSA, se midieron las emisiones de 339 buques y 31 de ellas se notificaron a los puertos de destino para confirmar una posible infracción en los niveles de emisión de óxido de azufre

No obstante, los incumplimientos que detecta el dron no se pueden confirmar ni sancionar de forma instantánea. Los registros con las mediciones se codifican en el sistema de intercambio de información de EMSA, estableciendo una alerta en la base de datos THETIS-EU. La administración marítima española también lanza avisos a los puertos de destino de los buques en los que se miden emisiones superiores a los umbrales establecidos para que procedan a su inspección y control a su llegada a puerto.

Es en ese momento, una vez tomadas las muestras y comprobado en el laboratorio que el contenido de azufre del combustible es superior al permitido, cuando se puede proceder a la apertura del expediente sancionador.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias