20.2 C
Barcelona
sábado, mayo 21, 2022
Suscríbete a la revista Port Digital

Los cargadores buscan soluciones ante el “oligopolio” de las navieras

Los cargadores lo tienen claro. Las navieras son las principales culpables de las tensiones que afectan al mercado del transporte de contenedores. Y, ante la gravedad de la situación, proponen una nueva forma de relacionarse con ellas. “Los armadores tienen la sartén por el mango. Sus plataformas online de reserva les permiten conocer la información de las cargas de antemano, lo que a su vez les facilita planificar las salidas. Si saben que un buque no va a ir demasiado cargado, directamente lo cancelan”, afirma Agustín Montori, presidente marítimo de Feteia-Oltra, en una mesa de discusión organizada por la Asociación de Cargadores de España (ACE).

Para los cargadores, además de las navieras, también la administración es responsable de una situación que ha derivado en un aumento desorbitado del precio de los fletes y cancelaciones, el llamado blank sailing. Para muestra, un botón: el pasado 18 de febrero, los fletes desde China al puerto de Barcelona llegaron a alcanzar los 12.000 euros.

“Estamos mirando mal el mercado, lo hacemos como se hacía hasta ahora y este paradigma está completamente roto”

Si el origen de los problemas es la pandemia y las restricciones a la movilidad, casi un año después las navieras siguen utilizando las cancelaciones para elevar los precios. Por eso, las asociaciones de cargadores les acusan de “oligopolio camuflado”.

Grandes cargadores como Deoleo, la principal exportadora de aceite de oliva español, han visto cómo los precios del transporte marítimo en todos sus mercados se han multiplicado mes a mes. Por eso, “los acuerdos que pudiera haber con las navieras se han roto. Los pactos a medio y largo plazo se han incumplido”, asegura tajante Rafael López-Loriente, su director de logística.

También hay autocrítica

Aunque las miradas de los cargadores se dirigen hacia reguladores y armadores, el sector también hace autocrítica. “Estamos mirando mal el mercado, lo hacemos como se hacía hasta ahora y este paradigma está completamente roto”, explica Jordi Espín, secretario general de Transprime. En su opinión, las soluciones pasarían por “buscar contratos que sean ejecutables, poniéndonos de acuerdo en los términos estándar” con las navieras. Además, apuesta por la unión de todos los cargadores “para demostrar que los armadores no cumplen”.

Desde el European Shippers Council (ESC) van a inciciar en los próximos días una ronda de encuestas entre los cargadores europeos. Los resultados serán tomados como referencia por la OCDE para negociar una nueva regulación que traiga soluciones al problema.

Además, los cargadores consideran necesario volver a definir los indicadores necesarios para identificar el momentum del mercado. Según Espín, el sector debería comenzar a fijarse en cuántos contenedores se quedan en el suelo cada mes, la congestión de cada puerto o el impacto para las navieras de las nuevas regulaciones sobre los buques.

Noticias relacionadas

port bcn
sil 2022 march
tech4fleet
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias