22.3 C
Barcelona
martes, julio 23, 2024

banner suscripcion newsletter

Las remolcadoras ya ven “indicios” de fugas de carbono en puertos europeos

La European Tugowners Association se suma a las voces críticas a la próxima entrada en vigor de la directiva EU ETS y asegura que “ya hay indicios” de fugas de buques por la tasa europea al carbono. Las empresas de remolque portuario advierten que el riesgo de desvío de cargas que supone la inclusión del transporte marítimo en el Régimen Comunitario de Comercio de Derechos de Emisión (RCCDE), que entrará en vigor en enero, “se está convirtiendo en una realidad”.

La asociación afirma las fugas en forma de desvíos del tráfico marítimo para eludir el impuesto al carbono “ya se está produciendo”, no solo en Tanger Med y East Port Said sino también en otros recintos vecinos. Algo que afecta directamente a la competitividad de los puertos europeos y a toda la cadena de suministro relacionada con las infraestructuras marítimas.

La organización deja claro que apoya la inclusión del transporte marítimo en el ETS, pero alerta de los “efectos no deseados” que podría causar en puertos cercanos a terceros países que no están cubiertos por la legislación europea sobre emisiones. Algo que las remolcadoras europeas ya advirtieron en un comunicado conjunto con Espo y Feport a finales del año pasado.

El RCCDE cubre el 100% de las emisiones de los viajes en el interior del espacio económico europeo (UE más Noruega, Islandia y Liechtenstein); el 100% de las emisiones en atraque en puertos del EEE, el 50% de las emisiones de los buques que salgan de un puerto del EEE con destino a terceros países o que lleguen a una terminal del EEE desde un puerto fuera de su jurisdicción.

De este modo, las navieras podrían evitar los costes del impuesto al carbono cambiando el orden de las escalas, para que la parte principal del viaje se realice entre dos puertos externos al EEE y reconfigurando las rutas, convirtiendo las terminales de terceros países en puertos de transbordo, desviando gran parte del tráfico que alimenta las grandes terminales europeas.

300 millas

La cláusula de transbordo del RCCDE, introducida en la directiva para limitar los riesgos de fuga de carbono, permite a las autoridades de la UE no tener en cuenta una escala en una terminal situada a menos de 300 millas náuticas de un puerto del EEE, si la cuota de contenedores transbordados supera el 65% de todo su tráfico.

En este sentido, ETA apoya la inclusión de Tanger Med y East Port Said en la lista de puertos vecinos de transbordo de contenedores, ya que se ajustan a las condiciones de la cláusula. De lo contrario, estos podrían obtener una ventaja competitiva que repercutiría negativamente en las terminales europeas.

Noticias relacionadas

Últimas Noticias