19.3 C
Barcelona
sábado, octubre 1, 2022
banner superior optimizado

La logística argentina impulsa el contenedor de 53 pies como alternativa al colapso marítimo

El contenedor de 53 pies puede ser una solución al colapso que sufre actualmente el transporte marítimo de contenedores. Así lo cree al menos la Asociación Intermodal de América del Sur, una joven organización de operadores logísticos argentinos que apuesta por el transporte intermodal en la región.

Aimas entiende que la crisis de contenedores surgida en 2020 con la reducción de oferta por parte de las grandes navieras impactó en el comercio global, incluso sobre el que no requiere subirse a buques oceánicos.

“Su contenedor estándar, que hace medio siglo que ya es más pequeño que los semirremolques que lo pueden trasladar en tierra, está en manos de muy pocas empresas navieras y, esas dos variables, ha hecho inviable la expansión de la contenerización hacia el resto del mercado, tanto interno de los países, como regional terrestre”, subrayan desde la asociación.

Así, la logística terrestre habría perdido más de medio siglo al no lograr integrar a los modos de transporte.

La primera era del contenedor desde 1956 dio paso a una nueva etapa con la implementación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Sin embargo, “esos cientos de miles de millones de dólares de intercambio global, han quedado condicionados a una caja que no evolucionó en 60 años y donde el juego del mercado quedó al mando de media docena de gigantes globales”.

Un formato con veinte años de vida

En la década de 1990, en EEUU debatieron y probaron la implementación de nuevos tamaños, hasta que en 2000 se acordó el nuevo estándar de 53 pies para semirremolques y contenedores. Esa medida aumentó en un 50% la cantidad de palets por contenedor; redujo en un 42% el coste de la cadena de transporte intermodalizada y disminuyó la huella de carbono hasta en un 33% por palet.

Ese estándar, que ya utiliza el 26% del PIB global (el 93% de América), es el contenedor de 53 pies (16,15 metros), que impone como base la estandarización de los semirremolques a medida, 65 centímetros más que los máximos actuales.

Desde 2017, Aimas defiende la estandarización del semirremolque de 53 pies y su contenedor. “Desde la crisis de sobreprecios y falta de contenedores del comercio internacional, podrá constituir una revolución económica, ya que ese dispositivo será de propiedad, mayormente, de empresas de logística privadas de cada uno de los países, con lo que ningún grupo de firmas podría alcanzar a coludir (acordar precios sin competir)”, exponen.

Para esta organización que impulsa la intermodalidad en Argentina, con el contenedor de 40 pies los eslabones más grandes pueden condicionar al resto de los actores. En cambio, aseguran, “el de 53 pies nació de una estructura socioeconómica de máxima competencia, y es por eso que consideramos la expansión del contenedor de 53 pies hacia el interior de regiones y países como una revolución, porque pondrá a la competitividad junto a la mayor productividad en un modelo que asegurará también una menor huella de carbono”.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias