15 C
Barcelona
martes, noviembre 29, 2022
banner superior optimizado

La distribución urbana de mercancías en el centro de Madrid corre peligro

El Comité Madrileño de Transporte por Carretera ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid que modifique de forma urgente el calendario de renovación de flotas de distribución urbana de mercancías (DUM), previsto en la ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS).

La normativa prevé que, a partir del 1 de enero de 2023, no puedan acceder al Distrito Centro los vehículos de transporte ligero con distintivo B (hasta 3,5 toneladas) y los pesados sin distintivo, lo que representan el 60% de la flota actual.

De aplicarse esta medida “tan restrictiva”, afirman los transportistas, acarreará problemas de abastecimiento en el centro de Madrid. El sector se queja de haber sido “discriminado” respecto a los comerciantes de la zona, que el Ayuntamiento equiparó a los vecinos en cuanto al régimen de accesos.

“El consistorio sigue sin tener en cuenta que se trata de un sector que está atravesando por enormes dificultades por la fuerte subida del precio de los combustibles, que provoca una imposibilidad inversora para renovar su flota, cifrada en 900 millones de euros”, lamenta el colectivo en un comunicado emitido este lunes. “A ello se suman los retrasos de los concesionarios de camiones y furgonetas en la entrega, con plazos de espera que en algunos casos superan el año”, añaden.

La situación del sector de las mudanzas resulta más crítica si cabe, con un 80% de vehículos afectados. Estos realizan recorridos muy cortos, estando estacionados la mayor parte de la jornada. “Al ser un sector que precisa de una autorización de ocupación de la vía pública, debería excepcionarse del régimen general”, señala el Comité Madrileño del Transporte.

Otro problema, los horarios

En la nueva distribución urbana de mercancías de Madrid también son objeto de críticas los nuevos horarios de acceso al Distrito Centro. La actividad de reparto se concentra “de forma irracional” en horario de mañana, principalmente. Los transportistas temen que esto se traduzca en más atascos y la saturación de las plazas de carga y descarga. Por ello, también pide a administración madrileña que estos horarios sean “más escalonados”, y se permita el reparto por la tarde.

El actual equipo de gobierno se mostró muy crítico con la regulación de Madrid Central, que planteó en 2018 la anterior alcaldesa, Manuela Carmena. Ahora, la normativa es “prácticamente la misma”, aseguran.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias