24.7 C
Barcelona
lunes, octubre 3, 2022
banner superior optimizado

España prohíbe la carga y descarga por los transportistas con carácter general

España es desde este viernes el único país de la UE, junto a Portugal, que establece la prohibición de manera expresa de la carga y descarga de las mercancías por el conductor del camión. El real decreto-ley 3/2022 entra en vigor este dos de septiembre, tras la moratoria de seis meses otorgada a cargadores y operadores logísticos para adaptarse a la nueva regulación.

La nueva norma modifica algunos preceptos de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT). La principal novedad es la introducción de la limitación de la participación activa de los transportistas en la carga y descarga. Así, los conductores de vehículos de transporte de más de 7,5 toneladas de masa máxima autorizada no podrán participar en la carga o descarga de las mercancías ni de sus soportes, envases, contenedores o jaulas, con carácter general.

En concreto, la nueva norma establece que las operaciones de carga serán por cuenta del cargador, y las de descarga por el destinatario, salvo que se pacte por escrito que corresponden al porteador. En este caso, la contraprestación deberá reflejarse en la factura de manera diferenciada respecto del precio del transporte. En ausencia de formalización por escrito de pacto alguno, se presumirá no acordado.

La disposición adicional decimotercera enumera varias excepciones: transporte de mudanzas y guardamuebles; vehículos cisterna; transporte de áridos o el efectuado en vehículos basculantes o provistos de grúa; el transporte en portavehículos y grúas de auxilio en carretera; el transporte de paquetería y carga fraccionada, en el que resulten necesarias operaciones previas de manipulación, grupaje, clasificación u otras similares. También queda fuera de la prohibición el transporte de animales vivos.

Equilibrio contractual

Este planteamiento tiene como objetivo proteger a la parte más vulnerable del mercado y que sufre los efectos de la imposibilidad de las empresas transportistas de negociar en otro sentido. También pretende reforzar la seguridad del conductor en las áreas de carga y descarga.

Además, la regla es de aplicación en todos los supuestos de carga y descarga que se lleven a cabo en territorio español. Por lo tanto, se aplica a todos los conductores, ya sean autónomos o asalariados, o asalariados de empresas de transporte extranjeras.

En marzo, el Gobierno aprobó el real decreto-ley 3/2022, tal como se comprometió con las asociaciones de transportistas en diciembre, tras acordar con el sector varias medidas de carácter normativo en el ámbito económico y laboral, ante la amenaza del paro previsto en Navidad.

España y Portugal, la excepción

La prohibición de la carga y descarga por los conductores, basada en motivos de seguridad, es inédita en la Unión Europea, con la única excepción de Portugal, que la aprobó en 2021, aunque de forma más limitada. En consecuencia, no existe una regulación de este tipo en ningún otro país europeo.

En la exposición de motivos, el Gobierno relaciona esta cuestión con la falta de conductores profesionales. En España faltan del orden de 15.000 profesionales, situación que se acentuará en la próxima década dada la edad media de los profesionales en activo. Uno de los motivos que dificultan hacer atractiva la profesión de conductor son las duras condiciones de trabajo aparejadas, entre las que se encuentra la participación activa de los profesionales en las operaciones de carga y descarga de las mercancías.

Este elemento dificulta, por otra parte, la incorporación de las mujeres en mayor proporción a la existente a la profesión de conductor profesional.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias