29.1 C
Barcelona
domingo, agosto 7, 2022
banner superior optimizado

El puerto de València inicia el derribo de los antiguos astilleros de Unión Naval

El puerto de València ha iniciado las obras de acondicionamiento de la parcela donde se ubicará la nueva terminal de pasajeros, que acogerá el tráfico de cruceros, las líneas regulares con Baleares y Argelia, así como tráfico de carga rodada. En concreto, se está procediendo al desmontaje y restauración de las edificaciones y la limpieza de zona del antiguo astillero de Unión Naval. La nueva terminal se ubicará entre el muelle de Poniente y el muelle Perfecto Palacio, y ocupará una superficie de unos 100.000 metros cuadrados.

El diseño de esta infraestructura, que se levantó hace más de cien años, mantendrá todos los elementos del antiguo astillero catalogados por la Cátedra Demetrio Ribes de arqueología industrial de la Universitat de València como piezas de valor histórico artístico. La autoridad portuaria acomete la rehabilitación de la estructura, fachada y cubiertas del edificio mientras que el concesionario se ocupará del resto de la reforma para adecuarla al nuevo uso, respetando la arquitectura de la nave y su fachada oeste.

Según el proyecto, se va a proceder al desmontaje de la nave dos (taller de labra) de 6.326 metros cuadrados, la cuatro (taller de prefabricación) de 2.591 metros cuadrados, y dos edificaciones menores destinadas a uso industrial, administrativo y sanitario, entre otras dependencias y maquinaria. Las obras se están ejecutando en condiciones especiales por la retirada de materiales como el amianto.

Terminal sostenible y accesible

El pliego de obras se realizó en el marco del comité asesor del puerto de diciembre de 2019, presidido por el alcalde de València, Joan Ribó. En el mismo, se consensuaron los requisitos que debe cumplir la nueva infraestructura. En concreto, se apostó por una terminal ecológica, accesible y con buenos accesos para el transporte público. La estación permitirá que los buques de cruceros puedan apagar sus motores y conectarse a la red eléctrica cuando estén atracados.

El cien por cien de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de la terminal se producirá en las propias instalaciones, y será de origen renovable. Según el proyecto presentado por la APV, que recogía las aportaciones del ayuntamiento de València en materia medioambiental, la estación de pasajeros funcionará con cero emisiones contaminantes y apostará por la economía circular. Los atraques equipados con red de suministro eléctrico facilitarán que los buques (adaptados) puedan parar los motores cuando escalen en València; y todas las cubiertas y tejados de las edificaciones estarán equipados con placas solares.

Además, reciclará el 100% de los residuos que genere en una planta de biometano que tratará los residuos de los buques y los propios del edificio para obtener biogás.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias