18.4 C
Barcelona
martes, mayo 24, 2022
Suscríbete a la revista Port Digital

El puerto de Bilbao enfila la senda de la recuperación gracias al tráfico rodado y la carga seca

El puerto de Bilbao se encamina hacia la recuperación de los tráficos perdidos por la pandemia y el conflicto de la estiba en 2020. Según los datos presentados este jueves por el presidente de la autoridad portuaria, Ricardo Barkala, los muelles vizcaínos han cerrado 2021 con 31,2 millones de toneladas movidas, lo que supone 1,6 millones de toneladas más que en el año precedente. Un buen segundo semestre del año y, en especial, el último trimestre han permitido un aumento del 18% de la carga seca, con crecimientos de un millón de toneladas tanto en los graneles sólidos como en la mercancía general.

Atendiendo a su forma de presentación, en 2021 todos los segmentos presentan incrementos considerables, excepto los graneles líquidos, que caen un 2%, lastrados por la disminución del tráfico de GNL y por la baja producción de la refinería de Petronor en los tres primeros trimestres del año. Hay que tener en cuenta que el 57% de los tráficos son líquidos.

El crecimiento se ha dejado sentir especialmente en los graneles sólidos, que han cerrado el año con un incremento del 27%. La mercancía general ha sumado un 13,5% más comparado con el anterior año y, dentro de ella, la mercancía general convencional crece un 23% y la contenerizada un 9%. Por su parte, crece un 11% el número de teus.

La mercancía rodada sigue mostrando una fuerte tendencia al alza, con un 25% más en toneladas y un 30% en camiones, completos o semirremolques, superando ya los niveles de 2019: un 6,5% en toneladas y un 17,5% en camiones.

La recuperación se refleja también en el movimiento de buques, con 2.669 escalas, 331 más que el año anterior, un 7% más. El tamaño medio de los buques es menor por el descenso de escalas en buques de crudo y gas.

Más tráfico ferroviario

El tráfico ferroportuario también se ha incrementado y en 2021 entraron o salieron de las instalaciones del puerto 4.358 trenes, un 15% más que en el ejercicio anterior. La cuota modal en contenedores alcanza ya el 23%.

En pasaje, el puerto de Bilbao ha recibido a 73.853 personas, un 62% más, gracias a la actividad de los ferris con Reino Unido e Irlanda y a cierta reactivación de la actividad de los cruceros. En total, los ferris han realizado 149 escalas y los cruceros, 14.

En 2022 se espera un incremento considerable del número de turistas que llegan en barco a Euskadi, con 79 solicitudes de escala de cruceros. A finales de marzo iniciará su operativa el ferri Salamanca, un buque para mercancías y pasajeros, que cubrirá la ruta entre Bilbao y Portsmouth y que será el primer buque de línea regular en Bilbao propulsado por GNL.

En cuanto a los principales mercados, Rusia ha experimentado un incremento del 54%, hasta alcanzar los 5,5 millones de toneladas, por el aumento de las importaciones de crudo y gasoil, principalmente, y continúa siendo el primer mercado en tráfico total.

Además, Bilbao vuelve a ser la principal puerta de entrada y salida del comercio entre España y Reino Unido e Irlanda. Mueve, concretamente, el 25%, de este tráfico marítimo. Los tráficos con Reino Unido se han incrementado en un 4,5% y se sitúan en más de 2,8 millones de toneladas, y con Irlanda un 47% y alcanzan las 830.000 toneladas.

Balance económico e inversiones

El importe de la cifra de negocio ha ascendido a 63,1 millones de euros frente a los 58,9 millones de 2020, un 7,1% más, gracias a la recuperación gradual de los tráficos portuarios. Los recursos generados (Ebitda) han alcanzado los 30,8 millones de euros.

Respecto al capítulo de inversiones, la autoridad portuaria ha destinado 42,9 millones de euros en 2021 e invertirá 50,6 millones en 2022. Las principales obras ejecutadas o en proyecto se han centrado en ganar mayor superficie, dada la demanda existente de suelo portuario, mejorar los accesos interiores y colaborar en la relación puerto-ciudad.

En el mes de noviembre finalizó la urbanización de 203.000 metros cuadrados de la primera fase del Espigón central. Este muelle, que se urbanizará por etapas según demanda, cuenta en total con 1.120 metros de línea de atraque y 362.000 metros cuadrados, y la inversión total realizada alcanza los 112 millones de euros. Este nuevo muelle contará con infraestructura ferroviaria y con una instalación que permitirá que los buques se conecten a la red eléctrica del puerto.

Por otra parte, en septiembre se iniciaron las obras de ampliación del muelle AZ1, que aportarán 50.000 nuevos metros cuadrados a sumar a la superficie nueva del Espigón central, y contará con una línea de muelle de 251 metros lineales. La inversión asciende a 27,4 millones y las obras finalizarán a comienzos de 2023.

Noticias relacionadas

port bcn
SIL 2022
tech4fleet
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias