20.8 C
Barcelona
miércoles, mayo 25, 2022
Suscríbete a la revista Port Digital

El metano que se escapa de los buques a gas agrava la crisis climática, según T&E

Una investigación sobre el impacto climático de los buques propulsados por GNL ha puesto al descubierto “cantidades significativas de metano invisible” que se liberan a la atmósfera. Las imágenes infrarrojas muestran metano sin quemar, un potente gas de efecto invernadero, que se libera de buques de GNL “supuestamente verdes”, según aseguran desde T&E.

“Europa tiene un sucio secreto en el mar. Al promover el GNL, los políticos europeos nos están encerrando en un futuro de gas fósil. Pueden pintarlos de verde, pero la mayoría de los buques de GNL es más dañina para el clima que los fósiles, a los que se supone que deben reemplazar”, afirma Delphine Gozillon, portavoz de la entidad ecologista. “Al promocionar el GNL, se está apostando al caballo equivocado. En su lugar, deberíamos centrarnos en soluciones genuinamente ecológicas basadas en hidrógeno”, sostiene Gozillon.

El metano produce 80 veces más calentamiento global que el dióxido de carbono. Según datos de la Organización Marítima Internacional (OMI), se estima que entre un 0,2% y más del 3% del gas fósil se escapa del proceso de combustión y se libera directamente a la atmósfera. Y el GNL está formado en un 95% por metano.

Por esta razón, alrededor del 80% del GNL actual se quema en un motor con peores emisiones totales que los tradicionales de fueloil.

T&E llevó a cabo su investigación en el puerto de Róterdam, utilizando una cámara infrarroja de última generación, con un filtro especial para detectar gases de hidrocarburos. Se filmaron dos buques, un portacontenedores propulsado por GNL, el Louvre, propiedad de CMA-CGM. Según la revisión realizada por TCHD Consulting, las imágenes del Louvre evidencian que las tres chimeneas estaban liberando “intensas emisiones de hidrocarburos no quemados” a la atmósfera. La naviera francesa es una de las que más está apostando por el gas natural como combustible marino.

El segundo barco rastreado por los ecologistas fue la draga Eco-Delta. En este caso también se documentaron emisiones no quemadas, con metano liberado a través de dos tubos de escape en la proa. Los armadores han encargado más buques alimentados con gas en 2021 que en los cuatro años anteriores juntos. 

Noticias relacionadas

port bcn
SIL 2022
tech4fleet
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias