28.8 C
Barcelona
domingo, julio 14, 2024

banner suscripcion newsletter

Los bloqueos en Francia amenazan a miles de transportistas españoles

El bloqueo de las principales vías de comunicación por carretera en Francia está ocasionando grandes trastornos a las empresas españolas de transporte internacional. Las movilizaciones de los agricultores franceses se producen en respuesta a las políticas ambientales y tributarias del gobierno, y se suman a las que se están registrando también en otros países de la UE.

En la actualidad, hay bloqueos en decenas de autopistas y carreteras en vías principales, como la A64 (Toulouse-Bayona); A61 (Toulouse-Narbona); A20 (Toulose-Brive), y la A62 (Toulouse- Burdeos). La A7 también sigue bloqueada en Drôme y Arteche, y este miércoles ha comenzado un bloqueo en la circunvalación de Burdeos y el acceso a las autopistas A89 y A10.

Según los transportistas españoles, los cortes de vías, que arreciarán en los próximos días, suponen una “grave” amenaza a la movilidad de las mercancías en el territorio europeo, en especial en la frontera francoespañola. Francia es el principal destino de las exportaciones por carretera (41% del total. Cada día cerca de 10.000 camiones españoles cruzan la frontera gala.

Los manifestantes tienen la intención de que los bloqueos se extiendan y que el viernes alcancen a los 85 departamentos en todo el país. La presión aumenta al unirse a las protestas el Sindicato de Viticultores de Aude, los organizadores de los bloqueos a camiones españoles del pasado mes de octubre. Los viticultores han convocado una movilización en el peaje de Narbona este mismo viernes.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías reclama garantías a la libre circulación de mercancías y ha instado al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, a exigir a las autoridades francesas que tomen medidas y eviten más perjuicios al sector. CETM considera que los principales perjudicados son las empresas y profesionales del transporte de mercancías por carretera, “afrontando largas esperas y pérdidas económicas”, y que los agricultores franceses deberían buscar “otras fórmulas para hacer llegar su descontento”.

Por su parte, Fenadismer acusa a los agricultores de tomar como “rehenes” al colectivo de transportistas y a la gendarmería francesa de no actuar para garantizar el derecho fundamental a la libre circulación, “lo que denotaría una cierta complicidad con los manifestantes”.

Finalmente, desde Astic y la Asociación de Cargadores de España (ACE) se han dirigido por carta al ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, para solicitar la “intervención inmediata” del Gobierno para asegurar la “integridad física” de los transportistas españoles que cruzan la frontera entre ambos países por carretera y la libre circulación de sus mercancías.

Noticias relacionadas

Últimas Noticias