El autoconsumo en logística y transporte: una solución de futuro

Según la UNEF, en 2022 España se ha consolidado como el segundo país de la UE con mayor crecimiento en energía fotovoltaica, con una aportación de 4.916 millones de euros al PIB nacional. Los datos solo refuerzan las previsiones y la apuesta por la energía solar como la tecnología de producción más económica, competitiva y accesible en el mercado.

La cuestión es cómo acercar estos proyectos de sostenibilidad y ahorro a empresas como las de transporte y logística, que, ante un contexto macroeconómico incierto, se están viendo envueltas en elevados gastos en materia energética. En 2023 van a persistir problemas como los de la cadena de suministro y la alta inflación, algo que debemos combatir reduciendo los costes operativos y a través de la independencia energética, lo que permitirá a las empresas reducir el impacto de posibles subidas y mantenerse competitivas.

En Imagina Energía conocemos de primera mano las capacidades del autoconsumo para las empresas de logística. El autoconsumo solar en España es rentable prácticamente en cualquier ubicación y para cualquier empresa que ocupe una gran superficie, pero es cierto también que el sector logístico presenta varias características que lo hacen especialmente idóneo.

La primera de ellas es la posibilidad de disponer de grandes superficies de tejados, y la segunda es que, normalmente, tienen un consumo estable en las diferentes franjas horarias y, a mayor estabilidad de consumo en el centro, mayor es la productividad de la instalación solar. En este sentido, los centros logísticos, que no suelen parar su actividad, son susceptibles de autoabastecerse en gran medida a través de sus propios paneles solares, produciendo hasta un 45% de su consumo energético total.

Es decir, tienen la posibilidad de dejar de consumir uno de cada dos kWh que hoy consumen de la red, y pasar a consumirlos de su propia instalación solar, con el ahorro que eso supone.

Las preocupaciones del sector logístico actual son diversas y complejas, y sus soluciones deben cubrir varias necesidades: fomentar la estabilidad de precios, bajar los costes y reducir las emisiones de CO2. Si nos centramos en el ahorro que esta tecnología proporciona en las facturas de electricidad, hablamos de un mínimo de 25 años de ahorro, la vida útil estándar del panel solar.

Todo esto nos protege de la inflación a través de un sistema que garantiza la independencia ante las subidas de los precios. Es sencillo, te conviertes en el productor de tu propia energía y la constante inflación energética deja de ser una amenaza. Y, en consecuencia, se encuentra una mayor estabilidad, convirtiendo la energía en un coste fijo, todo ello mientras se alcanzan los objetivos de sostenibilidad.

“Una empresa de logística con un consumo anual estimado de 3.088 MWh consigue ahorrar 100.000 euros al año y reducir 86 Toneladas de emisiones de CO2”

Si unimos autoconsumo y energía de la red, según datos propios reales, una empresa de logística con un consumo anual estimado de 3.088 MWh consigue ahorrar 100.000 euros al año y reducir 86 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera, y todo ello mediante modelos sin inversión, lo que hace aún más atractivo el potencial económico del autoconsumo solar.

Nuevos modelos de financiación sin inversión

El impulso al autoconsumo fotovoltaico empresarial se materializa a través de las diversas opciones de compra, ayudas y subvenciones que abren un nuevo camino más eficiente, económico y sostenible. Se calcula que un 90% de las instalaciones anuales proceden de inversiones que hace el propio consumidor de energía, mientras que el resto acuden a otros modos de financiación, como los contratos Power Purchase Agreement, de compra de energía.

Con soluciones sin inversión como Imagina Solar Flex, nos encargamos de la inversión completa y eliminamos algunos otros riesgos para el cliente, ya que garantizamos que el precio que se paga nunca va a ser más alto que el de mercado. Las empresas de logística también tienen la posibilidad de adquirir la planta en cualquier momento o esperar al final del contrato. Todo ello se traduce en ahorros asegurados de más de un 30% desde el primer día en que la instalación está funcionando, y sin realizar inversión inicial.

La alta radiación en España y el autoconsumo brinda a las empresas de logística la oportunidad de lanzarse hacia el autoconsumo fotovoltaico y autoabastecerse de un 40% de la energía consumida, convirtiéndose así en líderes de la transición energética en Europa y consiguiendo un ahorro sostenible en su factura anual sin realizar inversión. En Imagina Energía estamos listos para acompañar al ecosistema empresarial logístico en este camino.

Santiago Chivite 1 copia
SANTIAGO CHIVITE
DIRECTOR GENERAL DE IMAGINA ENERGÍA | + posts