8.5 C
Barcelona
lunes, enero 30, 2023
banner superior optimizado

Un buque japonés y otro noruego, listos para el desafío del transporte autónomo

Dos buques, uno japonés y otro noruego, pueden cambiar el rumbo del transporte marítimo. El primero, respaldado por la Fundación Nippon y la naviera más grande del país, Nippon Yusen KK, pretende navegar 236 millas de manera completamente autónoma en aguas niponas. El proyecto está previsto para febrero y será la primera prueba del mundo de un buque autónomo en un área con mucho tráfico marítimo.

NYK Line espera que la mitad de su flota sea autónoma para 2040. Según apunta Bloomberg, el mercado global del transporte marítimo autónomo podría alcanzar un valor de alrededor de 166.000 millones de dólares en 2030. “Cuando se trata de la automatización de barcos, nuestra misión es que Japón lidere al resto del mundo”, Satoru Kuwahara, director general de Japan Marine Science, filial de la naviera.

Kuwahara asegura que que hay una necesidad real de barcos autónomos en Japón a medida que la fuerza laboral del país se reduce y envejece. En la industria de buques tanque, por ejemplo, aproximadamente el 40% de la tripulación tiene 55 años o más.

También hay otros posibles beneficios, como primas de seguros más bajas y una mejora de la seguridad. Los estudios muestran que el 70% de los accidentes marítimos son causados ​​por errores humanos. “Teniendo en cuenta el problema de la reducción de la fuerza laboral, existe una creciente necesidad de que estas tecnologías mantengan la seguridad”, añade Kuwahara.

Para la prueba de febrero, toda la información, desde el clima hasta los datos del radar, se recopilará y procesará en un centro de apoyo en tierra. A continuación, las instrucciones se enviarán al barco. En el caso de una alteración, la dirección de la embarcación se puede controlar en remoto desde el propio centro.

Portacontenedores con batería

El segundo buque sin tripulantes es un portacontenedores eléctrico diseñado y fabricado en Noruega. Según informa CNN, es el resultado de una asociación entre el constructor naval Vard y una empresa de tecnología llamada Kongsberg Maritime.

Capaz de transportar 103 contenedores, 80 metros de eslora y con una velocidad máxima de 13 nudos, utilizará una batería de 7.000 kilovatios, “unas mil veces la capacidad de un coche eléctrico”, asegura a este medio el director de planta de la fábrica de Yara en Porsgrunn, Jon Sletten.

El buque se cargará cuando esté atracado y se supone que reemplazará unos 40.000 trayectos en camión al año. El Yara Birkeland zarpará antes, a finales de año, y unirá dos ciudades noruegas.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias