9.9 C
Barcelona
viernes, diciembre 2, 2022
banner superior optimizado

Barcelona y Madrid crearán 1,2 millones de metros cuadrados de suelo logístico

La pandemia ha puesto al sector inmologístico en ventaja, situándolo como uno de los más resilientes en épocas de incertidumbre. Esto se traduce en un mayor interés por inversores y promotores, que han invertido más de 1.100 millones de euros en 2020.

El rápido crecimiento del comercio electrónico en España, que contaba con una de las tasas más bajas de Europa antes de la crisis, ha favorecido la demanda de espacios logísticos. Así lo revela un informe de JLL, según el cual la tendencia seguirá al alza en 2021, con un incremento del 22% de los ingresos derivados del ecommerce, tras aumentar un 24% el año pasado.

Todo ello ha llevado a las empresas a aumentar su red logística para poder proveer “más, mejor y más rápido” a sus clientes, que compran cada vez más por internet. España se encuentra entre los principales mercados europeos por tamaño donde más ha crecido la contratación logística, un 25% al año.

En Madrid, la contratación superó los 920.000 metros cuadrados en 2020, lo que supuso la cifra más alta de la serie histórica, junto al año 2018. La segunda y tercera coronas han liderado la contratación, contabilizando un 80% del total, frente al 60% del año anterior. Destaca la tendencia al alza de los big boxes, plataformas XXL como la alquilada en Illescas, con una superficie de 200.000 metros cuadrados.

Catalunya sigue manteniendo su atractivo

Por su parte, Barcelona ha registrado una contratación de 387.000 metros cuadrados en 2020, un 34% menos debido a la falta de producto, si bien Catalunya sigue manteniendo su atractivo para los inversores. Destacan operaciones como el alquiler de una nave para Lidl de 28.500 metros cuadrados en Sant Esteve Ses Rovires (Barcelona). Primera y segunda coronas concentran el 80% de la superficie contratada.

Entre 2021 y 2022 se espera la puesta en el mercado de más de 1,2 millones de metros cuadrados, 950.000 en Madrid y 280.000 en Barcelona, por lo que continuará siendo un activo refugio.

A más largo plazo, los activos de logística urbana, almacenes de última milla y microhubs urbanos se posicionan como tendencia para los próximos años, con expectativas de rentas crecientes. También instalaciones logísticas de uso colaborativo y otras destinadas a almacenamiento en frío, entre otros.

Según la previsión de JLL, tenderán a ser espacios “más sostenibles y humanos, con mayor foco en las personas y mayor automatización y presencia de robots”.

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias