25.9 C
Barcelona
martes, agosto 9, 2022
banner superior optimizado

Ábalos abre la puerta a negociar el modelo de financiación de la red viaria

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, mantiene su indefinición sobre el modelo de financiación de la red viaria tras el fin de las concesiones de peaje. Tras confirmar en el Senado que los 470 kilómetros de la AP-7 y la AP-2 en Catalunya serán gratuitos desde el 1 de septiembre, el titular del Mitma se abre a negociarlo en el futuro.

“Claro que debemos tener un debate sobre cómo lo vamos a financiar, es evidente. No quiero aventurar más porque si no enseguida se me endosa una posición que quiero compartir en todo caso, es una reflexión que tendremos que hacer”, ha asegurado Ábalos en la cámara alta. “El Govern de la Generalitat tiene una posición que ya me ha hecho llegar. Creo que hay que alcanzar más consenso”, ha añadido en respuesta a una pregunta del senador de ERC, Jordi Martí.

Este le ha planteado la “necesidad de concretar” la forma de financiar la conservación y el mantenimiento de las vías de alta capacidad. También si el Gobierno contempla el pago por uso, pese a la “fuerte oposición de asociaciones de transportistas, como Asetrans en Girona, y de organizaciones patronales y de usuarios, como la asociación Prou AP-7 Gratuïta Ja”.

“Es una reflexión que tendremos que hacer. El Govern de la Generalitat tiene una posición que ya me la ha hecho llegar. Creo que hay que alcanzar más consenso”

El senador republicano le ha recordado que Acesa ha pedido formalmente prorrogar la concesión de las autopistas para compensar la reducción de ingresos causada por la pandemia, con la oposición de las cámaras de comercio de Catalunya, la patronal Cecot y el RACC. El transporte calcula que la eliminación de peajes en 2021 supondrá el ahorro de unos 1.900 euros anuales por vehículo.

En su respuesta, el ministro se ha mostrado convencido de que “en agosto se dará paso a una nueva red viaria mucho más equitativa, más igualitaria, más justa entre usuarios y territorios”. Los más de 13 millones de vehículos al año que las usan van a dejar de pagar 500 millones de euros anuales. “Esto supondrá que los usuarios, en España, dejarán de pagar 850 millones de euros en sus desplazamientos por autopistas”, añade Ábalos.

Más seguridad vial y menos congestión

Por su parte, la federación de transportistas Fenadismer insiste en que “la eliminación de los peajes aporta indudables ventajas para la mejora de la seguridad vial y la descongestión de la red viaria, ya que permite una mejor redistribución de los tráficos entre las carreteras nacionales y las autopistas paralelas de peajes, basando la elección por una u otra vía no en criterios exclusivamente económicos como hasta ahora, sino en función de la distancia a realizar o del destino del viaje”.

Según los transportistas, “ello permite un importante trasvase de vehículos particulares que actualmente circulan por las carreteras nacionales a las autopistas de peaje por su mejor trazado y velocidad máxima permitida, lo que posibilita una utilización más racional de las carreteras nacionales por los vehículos de transporte que así las elijan en función del destino de la mercancía, al tener los camiones limitada su velocidad a 90 kilómetros/hora”.

Finalmente, recuerda el compromiso del Gobierno con las asociaciones de transportistas el pasado mes de julio de que cualquier decisión cuente con el consenso del sector.

Actualmente España cuenta con 3.223 kilómetros de pago en 39 vías. Solo 21 provincias están libres de autopistas de peaje. En los últimos años varios tramos se han incorporado a la red pública estatal. A finales de 2018 venció la concesión de la AP-1 Burgos-Armiñón, que sumó 84 kilómetros libres de peaje. El pasado mes de enero dejaron de ser de pago la AP-7 entre Alicante y Tarragona (474 kilómetros), y la AP-4 entre Sevilla y Cádiz (94 kilómetros).

Noticias relacionadas

port bcn
notas de prensa puertos logistica transporte movilidad

Suscríbete a nuestra news diaria
- de lunes a viernes -

Últimas Noticias